La gran salida del vigente Campeón y líder de la categoría reina en Sachsenring contribuyó a su cuarta victoria consecutiva | Foto: Motorcycling Grand Prix of Germany - Race / EFE

Espectacular carrera, espectacular gran premio, espectacular final y, sobre todo, espectacular podio, con el bicampeón ‘Pecco’ Bagnaia, que ha recuperado el liderato de MotoGP tras caerse Jorge Martín, y subir al podio escoltado por un estratosférico Marc Márquez (2º) y un colosal Alex Márquez (3º)

 

Ante 98.015 aficionados, que se volvieron locos, locos, en las cinco últimas vueltas, con el banderazo final de un divertido Keanu Reeves, el Gran Premio de Alemaniaque se ha celebrado en el sube y bajo, en la vertiginosa montaña rusa de Sachsenring, ha tenido un final absolutamente imprevisto. Cuando Jorge Martín (Ducati) se encaminaba, sin problemas, con medio segundo de ventaja sobre ‘Pecco’ Bagnaia (Ducati), a conquistar su tercera victoria de la temporada, se fue al suelo sin sentido, sin ser forzado, sin darse cuenta.

Y Bagnaia, que cumplía su GP nº 200, se concedió el mejor regalo de bodas (se casa ¡ya!) y consiguió, fácilmente, casi sin querer, su quinto triunfo consecutivo del año (Catar, España, Catalunya, Italia y Alemania), recuperando el liderato del Mundial. El italiano arrancó con 15 puntos menos que ‘Martinator’ en la carrera de hoy y se va de vacaciones (no habrá gran premio hasta finales de mes, en Inglaterra) con 10 puntos más.

MM93 está de vuelta

Eso sí, el espectáculo real, el show, las filigranas, el ‘más difícil todavía’, lo más vistoso, lo más chulo de la carrera de Sachsenring lo protagonizaron los hermanos Marc y Alex Márquez, que, por vez primera desde que los hermanos japoneses Aoki subieron al podio en Imola-1997, han compartido podio con el ganador y actual bicampeón del mundo. El pequeño de los Márquez ha estado siempre delante, entre los cinco primeros del grupito lider, mientras que el mayor, el ocho veces campeón del mundo, ha arrancado desde la 13º posición y ha terminado segundo, en uno de los mejores y más determinantes grandes premios de su no menos brillantísima carrera.

«¡7 de julio, San Fermín!, bravo», gritó Marc al bajar del podio. «Voy a decir lo que siento», dijo Marc, antes de subirse al podio: «Prefiero subirme al podio con Alex que haber ganado la carrera. Es una felicidad única, maravillosa, estar con Alex en el podio y la gente que nos conoce bien saben que es así». El mayor de los Márquez recordó que este segundo puesto, esta ‘plata’ de ley, se produce, la conquista, después de unos de los fines de semana más duros de su vida.

«¡Vamos, 7 de julio San Fermín! Prefiero y lo digo de corazón, subirme al podio en compañía de mi hermano Alex, que ganar la carrera. Ha sido una remontada increíble, impensable»

Marc Márquez  Piloto del Gresini Racing Team Ducati

«Llegué a Sachsenring soñando con el fin de semana redondo y el sueño de apirar a la victoria, pero ha sido el peor. Nos ha pasado de todo: averías, caída grave y daño, Bradl que nos molesta en la ‘quali’, dolor por todos lados, salimos el 13º…pero el equipo ha trabajado de locura y nos vamos siendo líderes ¿verdad? en caídas y en adelantamientos». Márquez, que empezó el GP a 66 puntos de Martín, se va de vacaciones a 56 de Bagnaia. «¿Se puede ser campeón?, se puede, sí, lo dicen los números, pero será muy difícil, mucho. ‘Pecco’ y Martín tienen un puntito más que yo, pero no vamos a tirar la toalla».

Márquez, que reconoce que, cuando Franco Morbidelli le golpeó tras adelantarle, le rompió la cúpula y se le disparó en ‘airbag’, en su cabeza se produjo el clic. «Pues sí, fue cuando dije gas a tope, ¡juégatela! y haber qué pasa. Y apriete de firme. Por eso pasé a Enea (Bastianini) de cualquier manera, a lo bestia. Era o todo o nada. Ví que ‘Pecco’ apretaba a Martin hasta provocar su error y, entonces, fui a por Alex, le superé y subimos juntos al podio, en uno de los días más hermosos y felices de la familia».

[Clasificación del Mundial de MotoGP]

A por todas

Mientras Marc Márquez remontaba en su circuito talismán (ha ganado 11 veces seguidas), Martín se escapaba con la misma facilidad de ayer, en la ‘sprint’, Bagnaia se peleaba ligeramente con Morbidelli (Ducati) y, finalmente, se limitaba a esperar su momento. «Cuando Jorge y ‘Morbi’ salieron disparados en las primeras vueltas, pensé ‘tú quieto, lo van a pasar mal al final’ y, sí, yo, a mi ritmo, he logrado llegar al final en mejor situación. ¿Si hubiese pasado a Jorge?, difícil, pero la misión era forzar su caída».

Por detrás, Alex Márquez corría como nunca «pese a vivir un fin de semana muy complicadito». Lo importante para acabar tercero fue «no ponerse nervioso, confiar en mi ritmo y saber que aquí, al final, todo se cobra, pues es una pista muy retorcida». La felicidad del pequeño de los Márquez fue indescriptible al final de la carrera, abrazándose en plena pista y con las motos emparejadas a su hermano, antes de llegar al ‘corralito’.

Clasificación del GP: 1. ‘Pecco’ Bagnaia (Ducati), 40 minutos 40.063 segundos; 2. Marc Márquez (Ducati), a 3.804 segundos; 3. Alex Márquez (Ducati), a 4.334 segundos; 4. Enea Bastianini (Ducati), a 5.317 segundos y 5. Ftanco Morbidelli (Ducati), a 5.557 segundos.